Los juanetes son una de las afecciones podales más comunes que se manifiesta a través de la inflamación ósea del dedo gordo del pie y su desarrollo suele estar causado principalmente por factores genéticos o un uso inadecuado del calzado que llevamos diariamente. Desgraciadamente esta malformación no se trata de una afección meramente estética , sino que además producen un gran dolor en el pie. Pero el verdadero problema viene cuando tenemos que ir a comprar zapatos nuevos. Comprar calzado puede ser tarea difícil si tienes juanetes, cualquier tipo de calzado te molesta la mayoría de los zapatos rozan u oprimen. A veces puede ser desesperante encontrar un zapato adecuado y cómodo que nos haga olvidarnos de este problema.

Aunque los juanetes pueden ser en algunas ocasiones hereditarios, un importante porcentaje de personas lo padecen debido a la mala elección del calzado. Usar zapatos demasiado ajustados en la parte delantera del pie, muy estrechos o con tacones muy altos de manera prolongada y frecuente, fomentan que el dedo gordo del pie apunte hacia el segundo dedo, lo que propicia la formación de la característica protuberancia ósea que distingue esta condición.

 

img_como_elegir_el_calzado_si_tengo_juanetes_18984_300

 

 

¿Cómo elegir calzado adecuado si tengo juanetes?

– Se debe evitar el uso de zapatos de tacón, o elige modelos que no sean demasiado altos y que tengan preferiblemente plataforma. Éste tipo de calzado hace que toda la presión y el peso del cuerpo se sitúe en el antepié, aumentando las molestias y contribuyendo al mayor desarrollo del juanete.

– Elegir zapatos elaborados en materiales naturales, de calidad y flexibles como la piel, es también una buena recomendación para prevenir el juanete y mantener a raya otras afecciones podológicas como la sudoración excesiva o la formación de hongos.

– Es fundamental escoger calzado de ancho especial que permita que el pie se encuentre mucho más cómodo en el zapato, sin generar ningún tipo de presión o molestia en la zona del juanete. Debe limitarse lo más posible el uso de zapatos estrechos en la parte delantera, que solo contribuirán a acentuar el dolor.

– El calzado debe ser anatómico y garantizar un buen soporte para el pie.

 

Remedios para aliviar el dolor de los juanetes en los pies

Por supuesto siempre es importante que, si sufres de juanetes, visites a un podólogo para una revisión, un especialista podrá indicarte cuáles son las mejores alternativas para mejorar tu condición, pero al margen del tratamiento médico, hemos recogido algunos remedios caseros que te pueden ayudar para aliviar el dolor de los juanetes.

 

img_25752_ins_3694297_orig

 

– Masajear la zona afectada con aceite de lavanda es un remedio casero muy popular y efectivo para aliviar el dolor de juanetes. La lavanda contiene propiedades antiinflamatorias y actúa como un excelente relajante. Solo tienes que mezclar unas flores secas de lavanda con aceite de oliva o de almendras, calentarlo al baño maría a fuego lento y, luego colar la mezcla para obtener el aceite de lavanda. Guarda el líquido resultante en un frasco de vidrio hermético, por las noches, aplica unas gotas del aceite de lavanda sobre el juanete y masajea con suavidad. ¡Notarás un gran alivio!

 

pies1

 

 

– Para reducirlos y aminorar la inflamación puedes realizar un baño de pies con sal en un recipiente con agua tibia, añade unas cucharadas de sal y mantén los pies en remojo durante 20 minutos aproximadamente. Si tienes la opción, te recomendamos sustituir la sal normal por sales curativas que, además de aliviar la inflamación ocasionada por los juanetes, es ideal para que la piel esté más suave.

img_25752_ins_3694299_600

-Otro remedio casero tradicional para aliviar el dolor de juanetes es la aplicación de calor sobre la zona afectada. Te recomendamos hacerlo en esos momentos en los que las molestias son muy intensas.Coloca una almohadilla eléctrica sobre el juanete y mantén durante al menos 15 o 20 minutos.