Este año la primavera ha llegado calurosa y aunque no nos podamos quitar el sayo hasta el cuarenta de mayo, seguro que ya te apetece calzarte las sandalias y lucir unos pies bonitos.

Si durante el invierno has sido precavida y has estado cuidando tus pies, con un repasito tendrás suficiente, no te costará mucho tiempo poner tus pies a punto para el verano.

Si de lo contrario te has olvidado completamente de las grietas en los talones, de los callos en los pies y de las durezas pues tampoco pasa nada. Por suerte estás a tiempo, quizá tengas que invertir algún minutito de más pero conseguirás sin problema lucir unos pies perfectos.

Aquí tienes las 7 claves para lucir unos pies bonitos y calzarte las sandalias.

1. La exfoliación

Es el primer paso de un ritual de belleza de los pies, te recomendamos hacerlo un par de veces a la semana.

Puedes utilizar una crema exfoliante específica para pies. Son cremas que suelen tener pequeños microgránulos que ayudan a arrastrar la piel muerta y las impurezas.

Aplícala realizando un suave masaje e insiste en  las zonas donde se acumula más piel, como en los talones.

2. La hidratación

Una buena hidratación es báscia durante todo el año pero está claro que especialmente en verano. No sólo porque el aspecto de la piel mejora sino porque de esta forma se pueden prevenir las durezas y los callos.

Cuando la piel no está hidratada, tiende a acumularse y endurecerse con lo que se favorece la aparición de las durezas.

Te recomendamos aplicar la crema hidratante todos los días y sobre todo por la noche, de esta forma no te causará molestias durante el día si te sudan los pies.

3. Eliminar las durezas y los callos

-primero una lima o piedra pómez

-y después una crema específicas para durezas

Estas cremas ayudan a reblandecer la piel endurecida porque contienen ácido salicílico o urea.

Otro problema habitual y más doloroso que las durezas son los callos. Puedes utilizar apósitos y cremas callicidas también con ácido salicílico, aunque a veces no hay más remedio que ir al podólogo para eliminarlos.

4. Talones agrietados

Este es otro de los problemas típicos que afectan a los pies en verano. La piel de la zona del talón se reseca y se acaba agrietando.

A veces el problema va más allá de algo puramente estético ya que las grietas pueden causar dolor.

La hidratación es muy importante para evitarlas o tratarlas pero hay que utilizar cremas específicas para talones, porque tienen concentraciones superiores de urea por ejemplo, un principio activo muy hidratante. También la exfoliación es fundamental.5. Las uñas

Las uñas de los pies se deben cortar con unas tenacillas o tijeras especiales para pies en forma recta-cuadrada. Si no las cortas en exceso o si no las dejas crecer demasiado y las vas limando es más difícil que se encarnen.

Si te gusta pintarte las uñas en la farmacia encontrarás bases y lacas de uñas hipoalergénicos y libres de sustancias agresivas.

Por otra parte, si ves que alguna uña tiene un tono blanquecino, no es transparente sino opaca y tiene un aspecto más grueso es posible que tengas hongos en las uñas. Los tratamientos antifúngicos son largos pero funcionan si se cumplen bien, así que empieza cuanto antes.

6. Evitar el “pie de atleta”

Con la llegada del buen tiempo no son raras las infecciones por hongos no sólo en las uñas, también en la piel, el típico pie de atleta. Para evitarlas:

-intenta mantener los pies siempre secos

-utiliza calcetines de algodón y cámbialos con frecuencia si te sudan mucho los pies y llevas zapatos cerrados

-utiliza chanclas cuando estés en duchas y piscinas públicas.

7. El calzado importa mucho

Y por último, presta atención al tipo de calzado que utilizas. Tiene que ser amplio y cómodo y abierto o transpirable en verano. De esta forma te ahorrarás rozaduras, ampollas, durezas y callos.

 

Para lucir unos pies bonitos y librarte de las durezas y las grietas en los talones ya ves que no es necesario un gran esfuerzo. Sólo dedicando unos pocos minutos al día podrás observar un gran cambio.

Y tú, cuéntanos, ¿tienes algún truco para cuidar tus pies?